LA LLAVE PARA ABRIR LA PUERTA DEL REINO DE LA FELICIDAD

         Según la ley mental, “los semejantes se atraen”. El día que despertamos con buena disposición mental y pensamos “Tengo la sensación de que hoy va a suceder algo bueno”, realmente suceden hechos agradables, siempre que no arruinemos, por algún motivo, la buena disposición inicial. El ya fallecido Sr.Musei Tokugawa también relató experiencias que confirman tal hecho, durante una entrevista que tuvimos. Comentó que el día que hace una entrevista o una grabación en una emisora de radio, también es invitado a hablar o grabar en dos o tres lugares, conforme la ley mental “los semejantes (o hechos semejantes) se atraen”. Cuando por el mañana recibe un pedido de contribución o donativo, a lo largo de ese día le llegan otros pedidos de la misma naturaleza. Como se puede constatar por estos ejemplos, se juntan cosas y hechos de vibraciones semejantes. Así, si elogiamos a los demás también seremos elogiados; si calumniamos también seremos calumniados; si despreciamos a los demás también seremos despreciados; y si los bendecimos seremos bendecidos.

         Salud, felicidad, alegría, bendición, gratitud…todos estos hechos están intrínsecamente entrelazados. Siendo así, es una equivocación pensar que es posible obtener salud o felicidad sin tener la mente alegre, o que es posible ser feliz sin bendecir a los demás. Lo contrario de bendecir es maldecir. Maldecir es “desear el mal del prójimo”. Hay un proverbio japonés que dice: “Quien maldice al prójimo, cava dos sepulturas: la del otro y la de él mismo”. No debemos esperar que la felicidad venga a nosotros, sin que nosotros mismos deseemos la felicidad de los demás. Aunque nos afecte una gran dificultad, debemos ser agradecidos a ella, considerándola como una piedra esmeril que pule nuestra alma. De esta forma, esa dificultad cambiará de figura, y promoverá una gran transformación decisiva que proporcionará una gran felicidad. Por pequeño que sea el bien que le suceda, alégrese bastante, agradezca bastante; así, sucederá – de inmediato – un bien mucho mayor. Usted posee la llave de la puerta que le da paso al reino de la felicidad. El grado de apertura de la puerta de la felicidad depende de cuánto usted es capaz de agradecer y de bendecir a todas las cosas. (Fuente: “La llave de la Belleza y la Salud”.Pág.197-198. Masaharu Taniguchi)

Acerca de mikaela10

FORMACIÓN: Licenciada en Administración y Dirección de Empresas Graduada con Summa Cum Laude College of Mount Saint Vincent, Riverdale, New York Fecha de graduación: Mayo de 1996 HONORES: Delta Mu Delta, Nacional Honor Society in Business Administration Dean´s List nota media: 3.94/4.00 President´s Academic Honor Roll
Esta entrada fue publicada en Felicidad y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s