LA FUENTE DE LA FELICIDAD

         El estado natural del ser humano es tener salud. Si hubiese un único enfermo en el hogar, los familiares sufren mucho, aunque él mismo no se incomode. Los familiares del enfermo sufren bastante; por eso, debemos tratar de mantenernos siempre saludables.

         ¿Qué debemos hacer para ser saludables y llevar una vida feliz?. En primer lugar, debemos tener la mente alegre y vivir con sentimiento de gratitud. Es evidente que cuando eliminamos las preocupaciones e insatisfacciones, nuestra mente se vuelve alegre, las funciones fisiológicas del cuerpo se procesan bien y seremos saludables. Para que nuestra mente sea alegre y manifestemos el sentimiento de gratitud, es suficiente vivir con la mente en dirección al lado positivo de la vida. Aunque en los periódicos se publiquen diariamente noticias de hechos tristes y trágicos, este extenso mundo está lleno de cosas buenas.

         Mire al jardín cubierto de lindas flores. Piense en el afecto y la dedicación con que su pareja prepara las comidas y con seguridad se sentirá grato. Los azulejos y las paredes de nuestras casas nos protegen silenciosamente. Dirigiendo la mente hacia las cosas buenas, alegres y agradables, por pequeñas que sean, agradezcamos en voz alta.

         Con un simple, “Muchas gracias” podemos lograr que nuestro hogar sea mucho más alegre. Agradezcamos también a todos los que nos prestan un servicio, como por ejemplo quien nos lleva los periódicos. Una simple palabra de reconocimiento y gratitud no sólo vuelve radiante la mente de quien las expresa, como también proporciona satisfacción a la persona a quien se la dirige.

         Sólo por el hecho de levantarnos de buen humor y decir “¡Qué mañana tan agradable”!, podemos hacer que el ambiente del hogar sea resplandeciente y sentir que nuestras fuerzas físicas y mental se fortalecen. Las palabras positivas poseen el poder de generar la felicidad y restablecer la salud. Por lo tanto, utilicemos siempre palabras buenas y positivas, y volvamos radiante nuestro hogar. Como las expresión de nuestro rostro también es “palabra”, tratemos de estar siempre sonrientes. Cuando un miembro de la familia regresa a casa después de trabajar, mostrémosle una sonrisa más alegre de la que le damos a una visita. Es lamentable que muchas personas hagan lo contrario: ya tratan a los familiares con indiferencia, ya los critican, o se resignan creyendo que ellos no tienen remedio. De este modo, vuelven más sombría la mente de todos los familiares y diseminan semillas de enfermedad.

         Hagamos que nuestras palabras, expresión facial y mente sean cada vez más alegres. Palabras alegres, fisonomía alegre y mente alegre son fuentes de donde brota la felicidad.(Fuente: “Mensajes de amor y sabiduría”. Págs.112 a 114. Seicho Taniguchi)

Acerca de mikaela10

FORMACIÓN: Licenciada en Administración y Dirección de Empresas Graduada con Summa Cum Laude College of Mount Saint Vincent, Riverdale, New York Fecha de graduación: Mayo de 1996 HONORES: Delta Mu Delta, Nacional Honor Society in Business Administration Dean´s List nota media: 3.94/4.00 President´s Academic Honor Roll
Esta entrada fue publicada en Felicidad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s