Las “ideas estúpidas” son las que mejor cambian la vida

“La lámpara eléctrica de Edison es una idea completamente estúpida”.

-Sir William Preece FRS, Ingeniero jefe del servicio postal

Todas las ideas brillantes que cambiaron nuestras vidas siempre encontraron algún tipo de resistencia. Los hermanos Wright tuvieron que emplearse a fondo para conseguir que les homologaran la tecnología de su máquina volante. De hecho, para dar validez a sus afirmaciones, realizaron una gran cantidad de exhibiciones públicas, consiguieron

declaraciones juradas de dignatarios locales e incluso se sacaron fotos volando ellos mismos, con el único fin de hacer frente a las acusaciones de falsedad, procedentes de entidades como el ejército de los Estados Unidos o la comunidad científica. La gente estaba tan firmemente convencida de que volar era imposible, que ni siquiera se paraba

a analizar las pruebas por sí misma. Ante una acogida tan negativa, la mayoría de personas hubieran desistido, pero los hermanos Wright siguieron presionando y finalmente demostraron su afirmación de que volar era realmente posible. Incluso uno de los grandes inventores de todos los tiempos, no pudo eludir estos arrebatos de negatividad. Thomas Edison fue expuesto al ridículo absoluto por su invención de la

bombilla, hasta el punto de ser llamado “un fraude para el público”. Mucha gente, amigos incluidos, dijeron que su “lámpara eléctrica” era una estupidez.

El inventor de LifeWave, David Schmidt, experimentó una resistencia similar en su camino para demostrarle al mundo la tecnología de parches LifeWave. David dice que “cuando surge una idea nueva, es más fácil ser un detractor que un visionario”. Al principio (antes de LifeWave a la empresa de venta directa), cuando David empezó a introducir la tecnología Energy Enhancer, un acaudalado inversor bancario le dijo que

“los negocios como ese nunca tienen éxito”. Un acupuntor afirmó que “yo no creo que un parche funcione mejor que una aguja”. El quiropráctico dijo “primero tengo que ver los estudios clínicos publicados”. Pero David perseveró, creyendo con todo su corazón en la tecnología que él había inventado, tras ver y experimentar por sí mismo los maravillosos beneficios de los parches energéticos.

David afirma que “lo interesante es que mucha gente estaba convencida de que no producían ningún efecto en el cuerpo”. Sin embargo, cuando la gente probó los parches, descubrió que funcionaban y empezó pedir más información”.

Gracias a la actitud perseverante de David y a su infatigable dedicación, así como a la entrega de los líderes principales de LifeWave, que también tuvieron una visión, LifeWave tiene hoy en día un implacable éxito. Incluso ahora David encuentra detractores ocasionales. A veces suele ocurrir cuando uno inventa una nueva tecnología de la salud, que ofrece innumerables beneficios para el cuerpo. En ocasiones, los resultados son tan buenos, que a muchos todavía les resulta casi imposible creer que son ciertos… incluso a David.

Acerca de mikaela10

FORMACIÓN: Licenciada en Administración y Dirección de Empresas Graduada con Summa Cum Laude College of Mount Saint Vincent, Riverdale, New York Fecha de graduación: Mayo de 1996 HONORES: Delta Mu Delta, Nacional Honor Society in Business Administration Dean´s List nota media: 3.94/4.00 President´s Academic Honor Roll
Esta entrada fue publicada en Nanotecnología y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s