INFORTUNIOS Y ENFERMEDADES NO SON MÁS QUE FICCIÓN

No hable de sus debilidades. Las palabras son semillas que se fijan en la mente de quien las profiere y en la mente de quien las oye. De la misma forma que una única flor esparce gran cantidad de semillas y da origen a la proliferación de la planta, un único punto débil suyo también se amplía en la proporción en que usted esparce las semillas de las palabras en forma de quejas y lamentos pronunciadas para suscitar la compasión de los demás.

         No hable de su enfermedad. No hable de su vejez. Estas cosas son absolutamente inexistentes en el mundo de la existencia verdadera. La existencia verdadera, es decir, la que existe de verdad, no es transitoria, sino eterna. La Vida es existencia verdadera; por lo tanto, no es transitoria. No siendo transitoria, no tiene ninguna relación con el tiempo. La idea de que “la Vida se debilita con el transcurrir de los años” no pasa de una ficción que l amente humana creó por su propia cuenta. Mas, lamentablemente, el ser humano monta una “pieza teatral” a partir de  esa ficción que él creó por su propia cuenta y la presenta en el “palco de la vida”. Abandone esa mala costumbre. Trace una clara distinción entre la ficción y la existencia verdadera. Tome conciencia de que su esencia no es materia, sino Vida. Por lo tanto, es un ser eterno que jamás enferma, envejece o se debilita. Cuanto más intensa sea  esa toma de conciencia, más vigoroso usted ha de ser. Su capacidad aumentará extraordinariamente. Si tiene más de 40 años de edad, seguramente rejuvenecerá 15 o 20 años.

         Si llegando a cierta edad, comenzó a sentir dificultades para ejecutar el trabajo que hasta hace poco realizaba normalmente, no piense que se debe al debilitamiento de su cuerpo. Lo correcto es atribuirlo al hecho de haber concluido la etapa en que le correspondía realizar ese trabajo. Para cada etapa de la vida existen actividades adecuadas. Cuando éramos niños, nos divertíamos con juguetes y bromas, pero al convertirnos en adultos perdemos el interés por las cosas que antiguamente nos gustaban tanto. No debemos pensar que esto sucede porque nuestro cuerpo se volvió menos dinámico que en el tiempo en que éramos niños.

         Tenga siempre pensamientos positivos y viva con la mente repleta de esperanzas. No se inquiete pensando en el futuro, ni tenga recelo por el debilitamiento del cuerpo. Volverse anciano es alcanzar la condición de un veterano con mucha experiencia en la vida, y no significa “ser un decrépito”. La Vida es eterna; la enfermedad y la senilidad no son más que ficciones creadas por la mente humana. El sentimiento de gratitud cura todas las enfermedades. (Fuente.: La llave de la Belleza y la Salud. Págs. 22 a 24. Masaharu Taniguchi). 

Acerca de mikaela10

FORMACIÓN: Licenciada en Administración y Dirección de Empresas Graduada con Summa Cum Laude College of Mount Saint Vincent, Riverdale, New York Fecha de graduación: Mayo de 1996 HONORES: Delta Mu Delta, Nacional Honor Society in Business Administration Dean´s List nota media: 3.94/4.00 President´s Academic Honor Roll
Esta entrada fue publicada en vitalidad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s